¿Cómo tiene que ser la dieta durante el embarazo?

¿Cómo tiene que ser la dieta durante el embarazo?

¿Cómo tiene que ser la dieta durante el embarazo?

La adecuada alimentación  durante el embarazo es de vital importancia, tanto para vos como para tu bebé. Un inadecuado estado nutricional, tanto previo como  el embarazo, impactará de forma negativa. Como contrapartida, una correcta alimentación contribuirá a disminuir el riesgo de bajo peso al nacer, prematurez, etc.

La dieta debe ser variada, la alimentación saludable depende de que se incorporen todos los grupos de alimentos, asegurando una correcta provisión de nutrientes. Es importante, siempre que sea posible, asegurar la variedad en el consumo. Por ejemplo, no es lo mismo el consumo exclusivo de un tipo de vegetales que la elección de diferentes tipos y colores de ellos que aportarán variedad de nutrientes necesarios.  Si sos vegana o vegetariana es importante que nos avises así podemos planificar una dieta que satisfaga las necesidades de nutrientes durante el embarazo. La alimentación de una mujer embarazada vegetariana debe ser similar en cuanto a las recomendaciones de micronutrientes a la de cualquier embarazada. El riesgo que se corre con una alimentación que excluye estos alimentos de origen animal es la carencia de algunos nutrientes, que deben ser vigilados de cerca, tales como: las proteínas de alta calidad, el hierro, la vitamina B12 y los folatos, el zinc, la vitamina D, el calcio y algunos ácidos grasos de cadena larga (omega 3). Estos se deben suplementar en caso de ser necesario.

El requerimiento de energía de las mujeres embarazadas con peso normal aumenta durante el embarazo con el objetivo de cubrir las demandas metabólicas del embarazo y del bebe que se está gestando. Sin embargo, este aumento del requerimiento no significa que deba “comer por dos” . El aumento del requerimiento de energía es aproximadamente 300 kcal/día durante el segundo y tercer trimestre y no se presenta ningún aumento del requerimiento durante el primer trimestre. Para poder visualizar ese aumento del requer- imiento se puede pensar que una banana grande tiene aproximadamente 200 kcal, o que una rodaja de pan lactal son aproximadamente 90 kcal.

Es importante asegurar el consumo de calcio, es un nutriente clave, teniendo en cuenta su relación con la prevención de la preeclampsia. Deberíamos cubrir en estas embarazadas entre 1.500 y 2.000 miligramos diarios, incorporando leche, yogurt, quesos; dos yogures suplementados con calcio (Calciplus de Ser) aportan el 50% del requerimiento diario.

Cereales: arroz, avena, cebada, maíz, trigo, y sus derivados como harinas, féculas y productos elaborados con las mismas ( deos, panes, galletas, etc.). Este grupo también incluye las legumbres: arvejas secas, garbanzos, lentejas, poro- tos, etc. Es recomendable la incorporación de cereales integrales a la alimentación ya que estos aportan mayor cantidad de nutrientes como así también una importante proporción de bra.

Verduras y frutas: dentro de este grupo se encuentran todas las frutas y vegetales, como así también todas las variedades de frutas y sus jugos naturales. Dado que no todos los vegetales y frutas aportan los mismos nutrientes es indispensable asegurar que se elija tanta variedad como sea posible, priorizando los productos de estación que son bene ciosos desde el punto de vista económico como así también desde la calidad nutricional.

Leche, yogur y queso: este grupo de alimentos aporta fundamentalmente calcio, fósforo y proteínas de muy buena calidad nutricional. En el caso de las mujeres con sobrepeso u obesidad es recomendable la elección de las versiones descremadas de los mismos.

Carnes y huevos: en este grupo se deben considerar todas las carnes animales comestibles: animales de crianza y de caza, peces, frutos de mar, porcinos, caprinos, etc. Dentro de los huevos se incluyen todos los huevos comestibles, como ser de gallina, codorniz, avestruz, etc. Las carnes son fuente importante de hierro de alta absorción, como así también de zinc. Tanto huevos como carnes brindan proteínas de muy buena calidad nutricional.

Las cenas más ligeras que los almuerzos.

Así debería verse el plato:

 

PARA RECORDAR:

Comer con moderación e incluir alimentos variados en cada comida.
Consumir todos los días lácteos: leche, yogures o quesos.
Comer diariamente frutas y verduras, de todo tipo y color.
Comer una amplia variedad de carnes rojas y blancas retirando la grasa visible.
Preparar las comidas con aceite vegetal preferentemente crudo y evitar la grasa para cocinar.
Es importante la ingesta de ácidos grasos esenciales (Omega 3): aceite de oliva, pescado, frutos secos, semillas.

Disminuir el consumo de azúcar y sal.

Consumir variedad de panes, cereales, pastas, harinas, féculas y legumbres.
No consumir bebidas alcohólicas.
Tomar abundante cantidad de agua potable a lo largo de todo el día (2-3  litros en verano)
NO consumir alimentos cuya frescura e higiene no pueda ser certificada.

Aprovechar el momento de las comidas para el encuentro y el diálogo con miembros de tu entorno amoroso.

¿Cuántos kilos tengo que aumentar en el embarazo?

La ganancia de peso recomendada depende el peso al inicio del embarazo y del índice de masa corporal de cada mujer. Como regla general en mujeres sin sobrepeso al inicio del embarazo un kilogramo de peso aumentado por mes es adecuado, con un mínimo de 6 kg y un máximo de 14 kg a lo largo de todo el embarazo. La ganancia excesiva o escasa aumenta el riesgo para el bebé y la mamá.

Tengo náuseas y vómitos ¿Es normal? ¿Me van a durar todo el embarazo? ¿Se me pasan con alguna medicación?

Las náuseas y los vómitos son los síntomas más comunes durante la primera etapa del embarazo; las náuseas afectan entre el 70 al 85% de las mujeres y un 50% tienen vómitos. La causa es desconocida, aunque se cree que es debido a un incremento de la hormona que aparece durante el embarazo (gonadotrofina coriónica). Se sugiere comer pequeñas cantidades de comida semisólida o procesada (yogurts, purés, mousse, etc.) tibia, en pequeñas cantidades  (un pocillo pequeño )cada 45-60 minutos.
Si las molestias persisten, hay vómitos frecuentes o pérdida de peso, puede ser beneficioso el tratamiento con medicación adecuada, por eso te pedimos que nos avises.

¿La constipación es por el embarazo?

La constipación durante el embarazo afecta al 15-40% de las mujeres y se debe a la acción de progesterona (una hormona) que produce la relajación de los músculos viscerales. Esto permite una nidación más cómoda para el bebé, pero tiene como efecto adverso un enlentecimiento de los movimientos intestinales. Lo más efectivo y seguro para el bebé son las dietas ricas en fibra (semillas, pan integral, salvado, verduras de hoja verde) y abundantes líquidos.

Nunca tuve acidez y ahora tengo, ¿Qué puedo hacer? ¿Tomo antiácidos?

La acidez es causada por el reflujo de ácido del estómago hacia el esófago. Esto se debe a la compresión del estómago por el útero, a lo que se agrega una disminución de la motilidad intestinal. En la mayoría de las mujeres los síntomas son leves y calman comiendo pequeñas cantidades de comida cada intervalo corto de tiempo; se recomienda evitar menta, picantes, chicle, bebidas y comidas muy calientes o copiosas, exceso de azúcares. Procurar comer más lento, adaptar el volumen de las comidas a la capacidad gástrica, disminuyendo el mismo y aumentando el fraccionamiento de las comidas; limitar el consumo de grasas, condimentos, café y bebidas con gas; y evitar acostarse enseguida después de comer, esperar 1-2 hs. Si las molestias persisten contanos en la consulta, la medicación podría ser de utilidad.

¿Puedo realizar deportes? ¿Gimnasia?

La realización de ejercicio físico es adecuada y no está contraindicada. Por regla general, el ejercicio y los deportes son saludables, ya que producen bienestar físico y psicológico. El ejercicio aeróbico es conveniente durante la gestación para fortalecer los músculos, mejorar l apostura , diminuir dolores  y activar la circulación venosa. Las actividades físicas recomendadas son: caminatas no extenuantes y ejercicios para fortalecer la musculatura pélvica y dorso lumbar. Todas ellas deberán estar acompañadas por una adecuada hidratación.

En las mujeres que tenían vida sedentaria antes del embarazo, el inicio de la actividad debe ser paulatino (15 minutos) de caminata diaria y cada 3 días aumentar 5 minutos hasta llegar a los 40 minutos diarios recomendados.

La esferodinamia es una tecnica que a mostrado ser efectiva para mejorar la chance de parto vaginal y aliviar dolores dorsolumbares.

Podes averiguar en secretaria , las actividades disponibles.

¿Puedo tomar alcohol?

Se recomienda no tomar alcohol durante el embarazo, porque puede causar malformaciones, o retardar el crecimiento del bebé. No se conoce si hay una cantidad mínima que pueda consumirse sin hacer daño. La sugerencia es la abstención de la ingesta de alcohol.¿Puedo fumar?

Se recomienda no fumar. El consumo de tabaco materno así como también la exposición al humo de tabaco ambiental, afectan tanto al feto como a la madre. Las mujeres fumadoras tienen mayor riesgo de complicaciones obstétricas (placenta previa, aborto, espontáneo, parto prematuro) y complicaciones del feto y recién nacido (bajo peso al nacer, aumento de la mortalidad perinatal). La buena noticia es que las mujeres que dejan de fumar antes o durante el embarazo, no solo mejoran su salud en general sino que reducen su riesgo de ruptura prematura de membranas, embarazo pretérmino y bajo peso del recién nacido.

CONTACTO

Emergencias con riesgo vital: Si a tu criterio hay un riesgo vital para vos o tu bebé por favor llama a tu cobertura, pedí la evaluación POR UN MEDICO DE LA COBERTURA  y en caso de necesitar ir a un hospital que sea al lugar donde va a nacer tu bebé , si la situación lo permite.

Urgencias: síntomas que necesiten una respuesta rápida (ej: contracciones rítmicas y pérdida de líquido antes de semana 36, sangrados, disminución de movimientos fetales, u otro tipo de consulta que requiera resolución inmediata) LLAMANOS AL CELULAR DE URGENCIAS (por favor no nos mandes Whattsapp, tenemos que hablar para evaluar mas certeramente la consulta )

(+5411) 15 3691 6113

Consultas: no urgentes comunicarse por mail.

Estamos para acompañarte en el nacimiento de un bebé sano, con una mamá que se encuentre en las mejores condiciones para acompañar su crecimiento.